Los oleoductos, como sistema de transporte de combustible, constituyen el método más seguro, al compararlo con otras alternativas. Además, ofrece una mínima perturbación del espacio y paisaje de los lugares que atraviesa. Es, como medio de transporte, un gran aliado del medioambiente.

Sonacol considera la seguridad como un elemento fundamental de su gestión de calidad, trasformando la Prevención de Riesgos en un aspecto vital de su cultura corporativa. Por eso, la empresa cuenta con diversos mecanismos de monitoreo detallados a continuación:

SCADA (Supervisión, Control y Adquisición de Datos)

  • Este sistema monitorea, vía fibra óptica, las 24 horas y durante los 365 días del año el oleoducto, detectando variaciones de presión, temperatura y flujo, entre otros elementos.

Inspección robótica “conejo inteligente”

  • El conejo inteligente realiza un escáner a las paredes del acero desde el interior del oleoducto, analizando la integridad de ellas.

  • Así, se pueden detectar milimétricas disminuciones del espesor del acero u otras imperfecciones. Este sistema permite realizar los trabajos de mantenimiento preventivo con la adecuada antelación asegurando la integridad del oleoducto.

Válvulas

  • El sistema de válvulas con los que cuenta Sonacol, sella los segmentos del oleoducto comprometidos ante una eventual emergencia.

  • Estos mecanismos son inspeccionados en terreno periódicamente.

Franja de seguridad

  • Desde su construcción los oleoductos tienen definida una franja de protección y es fundamental que tanto propietarios como ocupantes de los predios por donde pasa un oleoducto tengan claridad respecto a que en ella:

  • No debe existir construcción de inmuebles.

  • No debe haber árboles con raíces profundas y robustas (aunque pueden efectuarse siembras superficiales).

  • No debe disminuirse la cubierta de tierra sobre el oleoducto.

  • A lo largo de esta franja se encuentra la señalización de oleoductos. A través los monolitos de color naranja se indica la existencia de un oleoducto, estas estructuras contienen el número de emergencia gratuito 800 210 103.

Protocolo de emergencia

  • Sonacol tiene habilitado el número de emergencia 800 210 103, que funciona durante las 24 horas del día para recibir las llamadas desde cualquier punto de la red y de forma gratuita.

  • En el caso que se quieran realizar excavaciones o trabajos cerca de las cañerías, es fundamental llamar al número 800 2010 103 antes de realizar cualquier obra. Así, Sonacol enviará a un especialista que indicará la ubicación exacta del oleoducto para dar paso a las operaciones que se necesiten realizar.

  • Pasos de activación de protocolo:

protocolo de emergencia

Hoja de seguridad de productos